Recuperación alopecia areata: me ha salido un 20-30% de pelo y me he quitado el parcial

Hace más de dos semanas que no llevo parcial, y ahora estoy reduciendo progresivamente el uso de las fibras capilares. Me lo he tenido tan calladito porque no todo el mundo ha reaccionado bien a la noticia. Es decir, mi familia, mi pareja y mis amigas más íntimas se alegraron mucho por mí, sobre todo mi madre que ha sufrido mis peores años alopécicos. Muchas clientas también me han dado su sincera enhorabuena y algunas me han abrazado (con lo cardo que soy yo para el cariño y el contacto físico jaja). También me preguntan qué diantres he hecho y cómo lo he conseguido. Mi respuesta siempre es igual, y luego voy a desarrollarla: NADA. A otras personas no les parece bien. No es que me lo hayan dicho a la cara, pero cuando se dan cuenta del volumen en el frontal les explico con naturalidad que sencillamente me ha vuelto a salir el pelo. Ponen cara de desaprobación (cuando no de asco). Supongo que no todo el mundo se alegra de los éxitos ajenos. De hecho, lo raro es precisamente alegrarse de corazón por los demás, cuando lo divertido siempre es criticar, malmeter y renegar de lo bueno que les pase a los otros. Estoy totalmente segura que esa actitud es causante de que atraigan para sí todo lo negativo (y luego se extrañan).

El doctor Garra y su gato (Inspector Gadget).

Cuando digo que no he hecho NADA, es la pura verdad, pero no significa que la verdad sea la nada absoluta. Ha habido unos cambios en mi vida muy radicales los últimos meses que me han afectado tanto al pelo como a la piel (en principio para mal). En primer lugar, la enfermedad (grave) de mi madre y el estrés emocional que eso supone. Tuve una areata justo en mitad de la frente (siempre es igual, el picor, la descamación y luego la caída). También psoriasis en el hemisferio derecho del cuero cabelludo y en el pie izquierdo (que me había esguinzado, para más inri). La alimentación sí ha mejorado en parte, pero no soy una persona tan constante como me gustaría. Igual paso tres días comiendo verduras, pescado a la plancha, ensaladas, infusiones…Y al cuarto, una jartada a base de donuts y domino’s pizza. No he querido medicarme una vez que me confirmaron que mi problema es, y siempre ha sido, alopecia de tipo areata (clapas tras las orejas y en la zona frontal generalmente areata difusa). Sigo con mucho estrés laboral, como siempre. El sector es muy complicado.

 No hay alopecia androgenética femenina en mi familia, los hombres mayores conservan el pelo bien hasta la cincuentena, a excepción de un tío que sí es calvo. Lo que sí que tengo son antecedentes familiares muy directos que han padecido alopecia areata de jóvenes, en las dos familias. Además, tanto mi padre como mi madre tienen otras enfermedades de caracter autoinmune.

Aunque no me haya infiltrado fármacos ni tomado inmunodepresores, sí que he seguido con las vitaminas. Pero tampoco muy disciplinada, ya sabéis, como los pimientos del padrón: me las tomo unos días sí y otros no. Con lo que sí que soy estricta es con los antioxidantes, por la cuenta que me tiene.  Pero hasta donde yo sé, no hay ninguna evidencia científicia – ni por asomo – de que los antioxidantes regeneren el pelo.

Otro cambio, este sí positivo, es que llevo un par de meses trabajando en la que va a ser mi casa, cuyo anterior propietario falleció y su gato (de pelo largo) se niega a abandonar la parcela (sus herederos tampoco lo quieren en un piso porque no se lleva bien con sus otros gatos). Así que lo he adoptado. ¡Es TAN cariñoso para ser un gato! Con la alergia tan tremenda que tengo, al principio no me podía ni acercar. Me salía sarpullido si me chupaba. Ahora, dos meses más tarde, no sólo puedo acariciarle sino también llevarle en brazos (no sin estornudar veinte veces al mismo tiempo). Ayer le estuve desparasitando. Al ser de raza noruega tiene un denso collar de pelo y hay que apartarlo con las manos para poder meter la pipeta. Cuando terminé, casi no podía ni respirar. Pero bueno, es amor de madre (adoptiva).

Fuente imagen: Sonrisas y Lágrimas

Por otro lado, alguien que ha nacido en cautividad como yo y ha vivido siempre en capitales de provincia o en Madrid, la vida en el campo se hace bastante cuesta arriba. Da mucho trabajo. Infinito trabajo. Mi referente bucólico siempre ha sido la casa de la pradera, el bosque encantado de mariposas y todo eso ¡JA! En mi vida había visto ortigas que me llegaran a la cintura, y no puedes pasar la cortacésped, no, hay que doblar el espinazo y sacarlas de raiz con un azadón. Resultado: urticaria hasta en el papo. Atraviesan los calcetines y vaqueros. ¿Que contrate a una empresa de jardineros? Eso sería maravilloso si no tuviera que elegir entre arrasar todo con herbicidas o invertirlo en  electrodomésticos (“se acabó la discoteca / ahora pago la hipoteca”, como dicen en la canción de “La que se avecina”).

Total, que ahora mi estado natural es magullada, escocida, urticada (para colmo tengo una plaga de procesionaria), irritada y totalmente acribillada a picaduras. Ni te enteras de que te muerden  hasta que no te arden los habones, y ya es demasiado tarde. El otro día tenía un coleóptero colgando de un tobillo, debieron de oír mis chillidos varios kilómetros a la redonda. Todavía no venden las pulseras y collares repelentes en la farmacia, sólo el afterbite (que no es profiláctico). En la tienda de animales me han dicho que no me ponga un collar de perro (de manera provisional, sólo para trabajar en el campo) ni de coña, ya que no está formulado para seres humanos. Esta tarde me voy a rociar con aceite de árbol de té, a ver si funciona tal y como he leído en una página web sobre cultivos.

Ayer sin ir más lejos una libélula se me enganchó en el pelo. Menos mal que esas no pican y mucha gente piensa que son bonitas (a mí me dan asco).

Esto que os estoy contando es lo que creo que ha sido el mejor “engaño” para mi sistema inmunológico y el  desencadenante de que me haya empezado a salir pelo (a ver, como referencia los últimos cinco años, a mis 18-21 veo fotos y estaba un poco mejor, el declive fue a partir de los 22, y cuando me incorporé al mundo laboral, a peor). Si mi problema fuera alopecia degenerativa de tipo androgenético, no podría de ninguna manera experimentar este tipo tan palpable de mejoría. Este error de diagnóstico ha supuesto hormonarme sin ninguna necesidad y además desesperanzarme (y deprimirme) durante años.

Hace poco, escribí un post sobre los clips y la falta de sujeción en los parciales/prótesis capilares. A muchas chicas les pasa que, cuando llevan varios meses usando prótesis capilar o parcial de clips a diario, se abollan, se deterioran y ya no sujetan bien. Mi problema no es que estuvieran desgastados (que también) sino que me sucedía también casi lo mismo con los clips nuevos. Y es que tenía demasiado pelo debajo como para abarcarlo y agarrarlo bien.  Mi compañera me advirtió que, al seguir usando parcial, mi cabeza empezaba a parecer un casco de Pinipón cosa que no sucedía antes (porque tenía menos pelo debajo).

Fuente de la imagen: Frank de la Jungla

Así que lo quité. El primer día me unté literalmente todo el frontal de fibras capilares, ¡hasta las cejas! Fue así como descrubí que el agua micelar te limpia la frente, orejas, cuello y pómulos cual patena :)  Y aún así, volví a notar el aire en mi cabeza, con una sensación de desnudez muy desagradable. Llevaba cinco años cubierta (incluso temporadas he tenido que utilizar peluca). Con el paso de estas dos semanas (un poco más), noto el pelo algo mejor, más fortalecido en esas zonas que rozaban siempre los clips, y ya no necesito abusar de las fibras capilares como si no hubiera un mañana.

En el hemisferio izquierdo yo diría que el pelo que tengo es el de una persona “normal”, ni mucho ni poco. En el derecho, todavía está un poco flojo y detrás de la oreja aún tengo una pequeña clapa en forma de vaina que asoma si me hago coleta (no sé si se está haciendo más grande o más pequeña, es relativo). Lo que sí se me ha repoblado bastante bien, contra todo pronóstico, es la coronilla. Con 23 ó 24 años se me abría cosa mala, y ahora se mantiene bien a pesar del remolino. El único síntoma raro que he tenido ha sido que me picaba, y me pica, mucho la cabeza.

Bueno, ya os he contado la historia. Como mi problema de alopecia areata es de tipo autoinmune, no sé cuánto va a durar, si voy a mejorar más (ojalá se así) o si voy a empeorar (lo más probable). Pero bueno, ¡disfrutaré mientras me dure! Carpe Diem :)

Mujeres extraordinarias: Cassandra Bankson, la modelo con acné :)

Cassandra Bankson

 Hace poquito escribí otro post de la serie mujeres extraordinarias sobre Cassandra Naud, una modelo negra con vitíligo que es imagen de la firma Desigual.  Entre Cassandras anda el juego.

Cassandra Bankson ha estado acostumbrada a burlas desde su infanccia por un grave problema de acné quístico en su rostro. Ahora, años más tarde, precisamente son esas feas marcas en la piel lo que le ha hecho tan famosa :)

El acné quístico es un problema de origen hormonal que produce quistes profundos muy dolorosos en la piel, también surgen pápulas (protuberancias rojas) y pústulas. Normalmente produce cicatrices.

Según un artículo publicado en la revista Weloversize, lo más bonito que le dedicaban a Cassandra sus compañeros de clase era “carapizza”, así que os podéis imaginar vaya adolescencia que ha pasado. De hecho, lo más lógico en estas situaciones es encerrarse en casa y no querer saber nada de nadie, ¡pero todo lo que contrario! ¿Qué hizo Cassandra Bankson? Abrió un blog ( y un canal de Youtube para ayudar a las personas en su misma situación. De hecho, uno de sus vídeo-tutoriales con rutinas de maquillaje acumula ¡más de 26 millones de visitas! 

En Weloversize resaltan que: “La maravillosa excusa de ayudar a gente que tiene el mismo problema que
tú es solo el principio para demostrarle al personal que con sobrepeso,
con acné o con lo que sea que tengamos, encontraremos nuestro lugar en
el mundo y nuestra felicidad más allá de las imperfecciones”.

A sus 22 años, Bankson ha sido entrevistada en míticos programas como “Good Morning America”, “The Today Show” y en publicaciones como la revista Forbes o  los periódicos The New York Post y The Sun (UK). Además, por su trabajo como modelo ha posado para revistas de moda de la talla de Vogue, Glamour o Seventeen. 

Podéis seguirla en su perfil de Instagram: @diamondsandheels14


Fuente:
https://www.youtube.com/watch?v=ex33wtqnNz8
http://en.wikipedia.org/wiki/Cassandra_Bankson
http://es.wikipedia.org/wiki/Acn%C3%A9
http://weloversize.com/queridodiario/cassandra-bankson/

El post del viernes: el batido de verduras de Isabel Preysler en El Hormiguero (A3)

Hace poco Isabel Preysler (para las lectoras de fuera de España, se trata de la madre del cantante internacional Enrique Iglesias) visitó El Hormiguero 3.0. A mí me sorprendió que la invitaran a participar, ya que Isabel tiene un carácter más bien serio y la verdad que no pegaba mucho con la línea desenfadada y gamberra del programa.

 Sin embargo, no debe de ser todo fruto de la mera casualidad, ya que hace poco tiempo ha lanzado su propia línea de cremas y de cosméticos faciales antiedad (de venta sólo en farmacias: My Cream), así que, el hecho de acudir al programa de Pablo Motos le ha puesto de nuevo en el candelero ¡y a lo grande! Superó todos los records de audiencia, y eso tiene mérito.

En El Hormiguero le preguntaron cómo hacía para tener esa piel tan estupenda, el tipazo y estar tan joven (según Wikipedia tiene 64 años, como mínimo). Ella habló de la importancia de la vida sana y, sobre todo, de alimentarse bien. Tenían preparada una batidora de vaso en el plató, así que junto a Pablo Motos hizo su famoso batido (el que toma para desayunar).

Es más, el presentador insistía mucho en que no le gustaban nada las verduras, y menos en crudo, pero que sólo por ella iba a hacer de tripas corazón y darle un buen trago.

Echaron: brócoli, col rizada, pepino, calabacín, espinacas, pimiento verde y zumo de lima (medio vaso o así). Todo junto y en crudo. En apenas unos segundos ya tenían el batido verde Slurm preparado. Se nota que esa licuadora es premium y no como la mía (la más barata del Carrefur).

Motos lo probó con cara de asco/desconfianza, pero gritó: “¡Si está buenísimo!”. Hay muchos niños viendo el programa, y era una gran oportunidad para inculcarles desde la tele que la verdura mola.

A ver, bueno lo que se dice bueno, no está bueno -si lo comparas con un batido de fresa o con el gazpacho-. Tampoco es horripilante, se deja beber. Es fresquito y sabe mucho a lima. No me disgustan los sabores raros (es ácido y amargo al mismo tiempo), y no soy una persona melindrosa para comer (hay gente que le pone ascos a todo, no come de nada y mucho menos prueba cosas nuevas). Eso sí, aviso, el brócoli deja muchos tropezones (aunque mi batidora tampoco es que sea una maravilla).

Por supuesto yo, ahora, lo desayuno por las mañanas. Llevo ya una semana. Tengo la piel igual, pero esto es acumulativo ¡la paciencia es la madre de la ciencia! Además, es un batido antioxidante y por tanto anti radicales libres. Muy importante de cara a prevenir el cáncer (pero soy capaz de meterme cuatro donuts después, así que MAL).

Un consejo: el zumo que sale de una lima es muy poco líquido (apenas 2 dedos siendo generosos) y se quema la batidora. Me explico. Cuando eches la verdura troceada en el vaso, añade el zumo y al menos otro vaso de agua. Puedes añadir el zumo de tres o cuatro limas si quieres, pero te va a costar la torta un pan, así que mejor poner de limón. La primera vez traté de licuar a pelo (prácticamente en seco) empezó a hacer unos ruidos tremendos y a calentarse cosa mala (además de no triturar nada), se me ocurrió echar un buen vaso de agua ¡y todo solucionado!

Si es cierto que la Preysler ha aunado el concepto MILF con el glamour de Grace Kelly gracias a los zumos détox (a base de ferreros rocher va a ser que no, ¡más quisiera yo!) , entonces Jordi Hurtado seguro que desayuna sangre de unicornio, ¡Jordi Hurtado debería ir también a El Hormiguero!

Bueno, ya sea détox, bótox o bisturí directamente (más rápido), la moraleja del programa es que la verdura, cuanto más verde, más sana y más buena. Podéis verlo aquí:

¡A subasta las pelucas de la serie Sin Identidad por una buena causa!

Noticia original publicada en: http://www.antena3.com/objetivotv/actualidad/espana/pelucas-identidad-salen-subasta-buena-causa_2015041300269.html

Peluca de Megan Montaner – Mercedes Dantés en la ficció.

La empresa Free Style, encargada de la elaboración de gran parte de
las pelucas de la serie de Antena 3, pondrá a subasta las utilizadas en
‘Sin Identidad’. Todo lo recaudado se destinará a la Asociación
Pekelucas.


Las pelucas utlizadas por María Fuentes para preparar su venganza se
subastarán para una causa. La empresa Free Style, encargada de la
elaboración de las pelucas de la serie de Antena 3, subastará gran parte de ellas y todo lo recaudado se destinará a la Asociación Pekelucas.

Todas
las pelucas son de cabello natural, elaboradas a medida de las actrices
de la serie. La peluca de Lydia Bosch fue ‘trending topic’ la noche del
estreno de la primera temporada, y, en el primer capítulo de esta
segunda entrega, el personaje de Megan Montaner organiza y recoloca
todas sus pelucas.


“La peluca que lleva Victoria Abril en los
flashbacks se inspiró en el estilo tan característico de los años 70,
tal y como nos solicitaron Selmo y Paloma (estilistas de la productora DiagonalTV). Para conseguirlo, hicimos una
mezcla con varios pigmentos cobrizos y lo aplicamos con una técnica de
barrido que le dio un efecto más luminoso”, explica la
responsable del proyecto ‘Sin Identidad’ de la empresa Free Style.

Free Style donará el 100% del dinero recaudado a la ONG Pekelucas,
iniciativa sin ánimo de lucro dependiente de esta misma empresa, cuya
finalidad es elaborar pelucas gratis para niñas de 5 a 14 años que han
perdido su cabello debido a la quimioterapia o por cualquier otro
problema.

Acceso subasta: http://www.free-style.es/subastas

Coaching "Living la vida acomplejada": ¿es que las calvas tenemos que conformarnos al buscar pareja?

En realidad la frase del título está sacada de contexto. La original, que he tomado prestada de la boca de una amiga es: ¿Por qué se creen que las gordas tenemos que conformarnos siempre con las parejas?

Os pongo en antecedentes, así nos enteramos todos de qué va la copla. Mi amiga es muy simpática, divertida, generosa, pelazo, con muy buen gusto para vestir y arreglarse (una chica coqueta, lo contrario a mí), imparte clases en la universidad (lo cual significa que es una persona independiente), pero tiene un problema con su físico (no usa la talla 38 precisamente) y sus conquistas amorosas. Después de dejarlo con el que era su novio de siempre, desde los 16 años, o sea, media vida juntos literal (todo el mundo creía que se iban a casar y tener hijos pronto) no ha tenido mucha suerte en “el amor”. No obstante, dado su espíritu aventurero por viajar y ver mundo, sus inquietudes intelectuales, su trabajo y otras actividades en las que está enfrascada relacionadas con el baile, parece una persona feliz y realizada. Pero no. Bajo su caracter optimista, risueño y afable, hay una mujer que sufre por encontrar a su maromo. Y a pesar de ser alguien a la que considero una persona muy pragmática e inteligente, ¡la chulean cosa mala! Hacen con ella lo que les da la gana, y en lugar de mandarles a la mierda sin contemplaciones, sufre y se deja hacer. Nos ha pasado a TODAS.

La última ha sido a causa de liarse con un chico que tiene novia. La churri estudiando un master en Estados Unidos, él, mientras, en Madrid living la vida loca (qué típico). Así que mi amiga y este personaje han estado viéndose de manera frecuente, en tórridos encuentros clandestinos donde se han entendido muy bien bajo las sábanas, y también han salido juntos algunos findes con más amigos comunes. Hace poco, en Semana Santa, coincidieron durante un botellón en casa de no sé quién, y gracias a los calores de la borrachera ella se arrimó más de lo normal, demasiado. Es una de las ventajas que tiene la segunda mitad de la veintena, vives por tu cuenta y cambias el  banco del parque por beber en el sofá, la litrona de kalimotxo por una hendricks con rodaja de pepino (o la copa de Marqués de Riscal cuando llegas por la noche del trabajo, oh sí, oh sí). Lo paradójico es que entonces nadie quiere organizar fiestas en su casa, porque se mancha. Bueno, que me enrollo más que las persianas. Este amigo con derecho a roce, en lugar de dejarse querer o arrimar la cebolleta, se mostró totalmente esquivo y más frío que un iglú con las ventanas abiertas. Pero no se quedó ahí la cosa. Le pidió a uno de sus colegas -más borracho todavía- que le escoltara. Este otro chico tenía la función de hacer de pantalla, de manera que si mi amiga trataba de insinuarse o tan siquiera de acercarse, se metía en el medio cual firewall y le facilitaba la maniobra de evasión (más bien de cobardica). Al final ella se le encaró (a su rollete no, al otro), y éste le respondió lo siguiente: “Ya sé quién eres y qué haces aquí. Fulanito nos ha pedido que le protejamos de la gorda pesada que le acosa“.

¡La gorda que le acosa! Como es lógico, mi amiga se marchó a casa. Su ex amante, ajeno a la confesión, le sigue enviando mensajes de vez en cuando como si tal cosa. Ella, de momento, ha optado por ignorarlos (que sepamos). Le hemos sugerido -más bien ordenado- que elimine su número de la agenda de contactos y se olvide, pero por alguna extraña razón lo ha dejado enfriar así tal cual. Personalmente creo que en esas situaciones en las que se falta tan descaradamente al respeto -aunque vayas pedo-, lo mejor es zanjar la historia. Quizá lo que no quiere reconocer mi amiga es que se ha quedado muy pillada.

Cuando nos lo contaba, pronunció indignada la frase que he citado arriba del todo, una especie de código social perverso no escrito por el que las personas con sobrepeso tienen que conformarse con salir o tener sexo con alguien de su misma condición física o con otro “defecto” que lo compense. ¡Qué sé yo! ¡Gordas con cojos! ¡Gordas con bajos! Porque una chica rellenita, o una chica con alopecia, no tiene derecho a comerse a un modelo de Calvin Klein o a un chulazo de anuncio si él consiente y a ella también le apetece. De cara a la galería ha de limitarse a hombres con una determinada condición física, tanto si le gustan como si no, para equilibrar esa jodida balanza. Es lo que hay. Y si te pasas de la raya o la historia sale a la luz pública, entonces te conviertes en “la gorda que acosa”, o en “la amiga fea que le acosa”, en “la de los dientes feos y torcidos que acosa” o en “la calva que acosa”.

Lamentablemente, cuando se tiene un complejo y la autoestima muy baja debido a la alopecia, un dardo venenoso que nos viene a la cabeza en forma de pensamiento recurrente es este, ¡y lo sabes!: “Como tengo poco pelo, se me cae o soy calva, significa que me tendré que conformar con chicos de una determinada apariencia física, ya que he perdido el derecho de pernada y de ser exigente con el aspecto del prójimo, por mucho que a mí me gusten los chicos muy altos, guapos, de pelo largo y ojos azules”.

Y digo yo: ¿por qué tenemos que limitarnos así? ¿Porque tenemos un defecto físico respecto a nuestro pelo? A mí me importa un carajo que los demás piensen que soy fea, guapa, calva, peluda, baja, gorda o flaca. Porque la belleza es relativa y está en los ojos del que mira. Este ex amante de mi amiga será todo lo alto, atractivo y atlético que queráis, ¡pero es un engreído, un hipócrita y un mentiroso de mierda! ¡Un tío que sólo vale para pasar el rato echando polvos, y por tanto ya lo ha dado todo!

Cuando pensamos eso de nosotras mismas, esa frustración por “no merecer a alguien físicamente atractivo” nos estamos comportando exactamente igual que la panda de impresentables superficiales, ¡nos medimos con el mismo rasero, nos agobiamos por no pasar por el aro!  Está claro que a nadie le amarga un dulce, y que a todos nos han dado calabazas, pero afortunadamente el tiempo pasa y nos hace madurar. Al final valores como la integridad, el respeto, la inteligencia, el sentido del humor y la confianza prevalecen sobre la dureza de los abdominales en una pareja. Y si no piensas así, entonces tienes un problema. Bueno, en realidad no, puedes presentarte al casting de Mujeres y Hombres y Viceversa ;-)

Mujeres extraordinarias: Winnie Harlow, la modelo con vitíligo

Imagen: Desigual

Winnie Harlow es una joven canadiense de 20  años, que, aparte de ser guapa a rabiar, alta, tipazo y que se la rifan en las mejores pasarlelas internacionales, tiene un problema en su piel: padece vitíligo desde los cuatro años. Se trata de una enfermedad degerenativa que afecta a los melanocitos de la piel, y aparecen machas blancas. Supuestamente Michael Jackson también lo sufría (demasiado homogéneo, diría yo).

Harlow, como siempre pasa en estos casos, tuvo una niñez / adolescencia difícil. Soportó muchas burlas e insultos. La llamaban vaca y zebra. Ahora es imagen de marcas internacionales como Diesel y Desigual. De hecho, es el nuevo rostro de esta firma de ropa española para su línea de “lunares” (temporada AW 2014-2015). 

El nombre real de Winnie Harlow es Chantelle Brown-Young. Se presentó al concurso reality “American’s Next Top Model” precisamente para reivindicar el vitíligo (con dos ovarios bien gordos), y poco después ya estaba protagonizando campañas publicitarias por todo lo alto. Desigual asegura que con este nuevo fichaje fomentan la diversidad en la moda. Recordemos también el caso de Yukeicy Sapucki, modelo y Miss venezolana que ahora desfila con alopecia areata.

Winnie Harlow se define a sí misma como “modelo-portavoz del vitiligo” y asegura
que la convivencia con su piel no siempre fue tan fácil como ahora. “De
pequeña sufrí mucha discriminación y solían llamarme ‘cebra’ o ‘vaca’”,
asegura en una entrevista publicada por Thosegirlsarewild en Youtube. “He tenido que explicar que no soy un monstruo, que no hago daño”.

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Vitiligo
http://smoda.elpais.com/articulos/winnie-harlow-la-modelo-con-vitiligo-imagen-de-desigual/5140
http://www.20minutos.es/noticia/2411402/0/winnie-harlow/modelo-vitiligo-enfermedad-piel/triunfa-pasarelas/

http://www.niams.nih.gov/portal_en_espanol/informacion_de_salud/Vitiligo/default.asp

Agua micelar para limpiar las fibras capilares que se nos caen en frente, orejas, hombros…

Comparto con todas un truco que usamos mucho en la peluquería y que es mano de santo. A veces cuando hay que aplicar fibras capilares en una alopecia un poquito avanzada (sobre todo en los chicos) se puede caer algo de polvillo en la frente, en el cuello, orejas etc, etc..

Si no te fijas bien y sales tal cual a la calle, puede parecer que te has manchado con ceniza o algo, y lo peor no es que alguien te diga “hazte así”, simulando que se sacuden la frente con los dedos, ¡sino que se tomen la libertad de limpiarte sin avisar! Entonces, según te acercan la mano a la cabeza, tu mecanismo de defensa ancestral hace la cobra, cual resorte, y te preguntarán qué carajo te pasa. Es muy incómodo.

De hecho yo reconozco que cuando las he usado o uso a veces en la actualidad, lo hago tan rápido que me caen fibras capilares hasta en los pómulos y en el escote. Dejo el lavabo bien tiznadito.

Compra un bote de agua o loción micelar. Yo uso de marca Avene, se vende en farmacias o parafarmacias, pero puedes econtrar otras en cualquier tienda de cosmética, en supermercados o en grandes superficies como en el corte inglés o mercadona. El agua micelar de mercadona es muy bueno y sale a buen precio. No deja olor, no deja brillos, no deja espuma, no deja nada de nada. Especialmente este truco es para chicos (como suele ser necesario aplicar más fibra, os podéis manchar más).

Si eres chica, antes de maquillarte, ponte las fibras capilares. Una vez que termines de aplicarlas, de colocarte el pelo y de peinarte, moja un disco de algodón en  agua micelar (con un poco es suficiente, no hace falta que lo empapes o goteará). Pásalo por los contornos (frente, patillas, orejas) y por el cuello porque a veces se puede caer un poquito si no lo haces con cuidado. Una vez que tengas la piel limpita y libre de fibras, aplica tu base o tu bbcream o tus polvos compactos o lo que sea que te pongas.

El agua micelar está ionizada, atrae las fibras de una sola pasada, no tienes que, ni debes, frotar.  No necesita aclarado, simplemente se evapora y te deja la piel limpia y fresca, ¡lista para maquillaje! Cada vez hay más hombres que se maquillan para disimular imperfecciones, y no atenta contra tu hombría ni nada por el estilo ¿o acaso crees que Sylvester Stallone / Chuck Norris no se han maquillado en la vida?

Si eres chico: pregunta a tu novia / mujer, seguro que tiene en casa. Si no es el caso y te da vergüenza preguntar a amigas o en tiendas de cosmética, ve a una farmacia y pide la de Avene. Es un producto que usa mucha gente con piel atópica, así que no habrá comentarios incómodos ni nada.

Fuentes: 

 http://www.marie-claire.es/belleza/cara/fotos/agua-micelar-limpieza-facial-completa/avene2
http://www.free-style.es/blog/359-agua-micelar-para-limpiar-los-restos-de-fibras-capilares-de-la-frente-piel

Agua micelar para limpiar las fibras capilares que se nos caen en frente, orejas, hombros etc…

Comparto con todas un truco que usamos mucho en la peluquería y que es mano de santo. A veces cuando hay que aplicar fibras capilares en una alopecia un poquito avanzada (sobre todo en los chicos) se pueden caer algo de polvillo en la frente, en el cuello, orejas etc, etc..

Si no te fijas bien y sales tal cual a la calle, puede parecer que te ha caído ceniza, y lo peor no es que alguien te diga “Hazte así”, simulando que ellos se sacuden la frente con los dedos, sino que se tomen la libertad de limpiarte (entonces según te acercan la mano a la cabeza tu mecanismo de defensa ascentral va a hacer la cobra, cual resorte, y te preguntarán qué carajo te pasa. Es incómodo).

Compra un bote de agua o loción micellar. Yo uso de marca Avene, se vende en farmacias o parafarmacias, pero puedes econtrar otras en cualquier tienda de cosmética, en supermercados o en grandes superficies como en el corte inglés o mercadona. El agua micellar de mercadona es muy bueno y sale a buen precio. No deja olor, no deja brillos, no deja espuma, no deja nada de nada. Especialmente este truco es para chicos (es necesario aplicar más fibras por lo que normalmente os podéis manchar más).

Si eres chica, antes de maquillarte, ponte las fibras capilares. Una vez que termines de aplicarlas, de colocarte el pelo y de peinarte, moja un disco de algodón en  agua micelar (con un poco es suficiente, no hace falta que lo empapes o goteará). Pásalo por los contornos (frente, patillas, orejas) y por el cuello porque a veces se puede caer un poquito si no lo haces con cuidado. Una vez que tengas la piel limpita y libre de fibras, aplica tu base o tu bbcream o tus polvos compactos lo que sea que te pongas.

El agua micelar está ionizada, atrae las fibras de una sola pasada, no tienes, ni debes, que frotar.  No necesita aclarado, simplemente se evapora y te deja la piel limpia y fresca, ¡lista para maquillaje! Cada vez hay más hombres que se maquillan para disimular imperfecciones, y no atenta contra tu hombría ni nada por el estilo ¿o acaso crees que Sylvester Stallone / Chuck Norris no se han maquillado en la vida?

Si eres chico: pregunta a tu novia, seguro que tiene en casa para desmaquillarse los ojos. Si no es el caso y te da vergüenza preguntar en una tienda de cosmética, ve a una farmacia y pide la de Avene. Es un producto que usa mucha gente con piel atópica así que no habrá comentarios incómodos ni nada.

Fuentes: 

 http://www.marie-claire.es/belleza/cara/fotos/agua-micelar-limpieza-facial-completa/avene2
http://www.free-style.es/blog/359-agua-micelar-para-limpiar-los-restos-de-fibras-capilares-de-la-frente-piel

El post del viernes: nail stickers / esmaltes de uñas adhesivos. ¡Gran invento!

Nail stickers marca AVON

El tema de la manicura siempre me había parecido una frivolité, pero, ¡ay amigas! Cuando vas a manicurista profesional y te arregla las uñas (me araño y arranco los padrastros de alrededor), ¡es otra cosa! ¡Como ir con la cara lavada o con un buen maquillaje! Es que cambia mucho la mano.

No os exagero cuando digo que en mi casa, a pesar de haber regalado decenas de esmaltes, tengo todavía unos 30. La mayoría resecos y con varios años de uso que me da pena tirar (siempre por si acaso). Y al final casi siempre utilizo los mismos colores, unos con destellos de purpurina de la marca China Glazé. ¿Por qué con purpurina? ¿Es que soy así de cursi? Pues en realidad porque si te las pintas mal, como la superficie es irregular y con relieve, no se nota. Y ese es mi problema, que la mano izquierda ni tan mal, pero la derecha un horror porque soy diestra. Además, al trabajar durante horas tecleando, se me descascarillan muy rápido (sobre todo índices y corazón). En otros posts os he hablado de la manicura permanente y demás cositas como la lámpara de gel de Essence, que he ido probando a ver si podía llevar las uñas decentemente pintadas al menos toda la semana.

Y es que verlas recién pintadas (majomeno) por una misma, es una cosa. Pero como te pases de cantidad, aunque esperes que se sequen durante horas (por ejemplo ver una película con las manos en posición cirujano antes de enguantar), te rozas en la cama o en cualquier parte y se queda la calcomanía marcada. Afortunadamente nunca friego los platos, pero si haces cualquier cosa manual (y ya no digamos trabajar en un jardín a manos desnudas arrancando yerbajos, es que gato con guantes no caza), salta el esmalte cosa mala y se rayan. Y no, no compro los esmaltes en bazares de todo a un euro precisamente, pero tampoco son de Channel (una vez me las pinté con uno de Christian Dior para ir a una boda y tampoco os creáis que dura tanto, no mucho más que los de OPI. Eso sí, el color, divino).

Además, mis uñas psoriásicas son blandurrias, se parten en capas y si uso esmaltes malos o abuso de las uñas postizas, amarillean.

Bueno, he descubierto un gran invento (que no ha tenido éxito parece ser, no lo entiendo): nail stickers, o esmaltes de uñas adhesivas. Me los regalaron hace meses con un pedido de AVON, los metí en un bolso y me olvidé totalmente de ellos. Hace poco me los encontré. Son como los vinilos que ponemos en superficies lisas como los cristales. Simplemente lo apoyas sobre la uña limpia y seca (preferiblemente pulida), presionas con la yema del dedo gordo, limas la pegatina sobrante y voilá! Uñas perfectamente pintadas, color homogéneo y cubriente, sin pegotones, sin esperar a que se sequen, sin enciscar nada y sin pintarte la comisura de los dedos que tanta rabia da (sobre todo con los colores oscuros).

Nada de olor a disolvente, que eso a muchas personas les desagrada. Y lo mejor de todo es que puedes usar colores lisos o ¡estampados imposibles! En la imagen de arriba llevo las pegatinas tipo vidriera modernista de AVON, con incrustaciones de brillantitos (obviamente de plástico). De hecho, ya son varias las personas que me han preguntado cómo diantres lo he hecho, incluso un amigo que es teleco y que jamás en su vida me había preguntado absolutamente nada relacionado con mi maquillaje, peinado o mis complementos, ¡si es que estas uñas tan molonas llaman mucho la atención!

¿Y qué es lo bueno de llamar tanto la atención? Pues que así no se fijan en vuestro pelo. ¡Probadlas!

En Kiko valen unos 4€ (16 unidades). Dicen las “malas lenguas” que sólo duran 3-4 días, pero yo las llevo desde hace una semana larga y muy bien. Me apliqué por encima una capa de esmalte transparente de Sephora y el top coat de gel de Essence. Diez segundos de lamparita cada dedo y ya.  En total, no tardé ni 15 minutos en hacerme las dos manos, ¡antes entre que me pintaba, me salía, pasar los bastoncillos de acetona para limpiarme, dar otra capa y esperar a que se secaran me podían dar las uvas!  Los esmaltes de secado rápido no me acaban de convencer porque dejan así tipo efecto acuarela no muy cubrientes. Ojo, me refiero a los que yo he utilizado, probablemente los habrá mejores que los míos, que me han costado menos de 6€.

Pues eso, personalmente recomiendo las pegatinas, voy a prescindir del servicio de mis esmaltes de uñas y a comprar un surtido de adhesivos.  He leído en un blog que en Sephora las están liquidando de 8 €a 1 € el paquete. ¡He de darme prisa porque me temo que las van a retirar!

Qué champús NO usar cuando llevas peluca o prótesis capilar / parcial de clips

He escrito muchos artículos sobre cuáles son los mejores champús, mascarillas o sérums para tratar el pelo de las pelucas y de las prótesis capilares, tanto desde mi experiencia personal pero también estos últimos tres años como profesional. Obviamente cuando se tienen intereses comerciales (aunque en este blog normalmente tiro piedras sobre mi propio tejado jeje) se generan suspicacias, ¡y es normal! ¿Para qué hacerme caso a mí, si a lo mejor lo que recomiendo es exclusivamente para vender?

Pues, por dos motivos, bueno, tres. El primero, en este blog generalmente desconecto del trabajo, que bastantes horas meto ya cada día. El segundo es el más importante: aunque no lo creáis, los productos cosméticos más vendidos no son ni los más caros ni los que más margen de beneficio dejan (qué más quisiera yo). De hecho, no llega ni a 3 euros por venta. Mi novio, que trabajó en el sector financiero cuando cursaba los últimos años de ingeniería, me ha dicho por activa y por pasiva que no son rentables y que los deje. Por supuesto, desde el punto de vista comercial tiene razón, pero ¡es que funcionan muy bien! Por tanto, el tercer motivo (más bien consejo) es que podéis comprar esos champús y mascarillas que yo recomiendo en mi competencia, así podéis comprobar su eficacia.

Champú “Anticasta”. Fuente: www.elmundotoday.com

En este post no voy a recomendar nada, ni marcas nuevas ni productos ya conocidos con nuevas aplicaciones que hemos descubierto. Qué va. Es precisamene lo que NO se debe hacer. Es mucho más efectivo saber qué no hacer antes que agobiarnos con un listado interminable de productos que comprar y probar hasta dar con el que mejor funciona en cada caso.

1) NO uséis champús de herbolario. Jamás. ¿Los champús naturales de herbolario son malos? No, para nada. Para vuestro pelo biológico, si no es especialmente grasiento en la raíz ni especialmente seco de medios a puntas, van fenomenal. Para los parciales, las prótesis capilares y las pelucas de pelo natural no se debe. Lo resecan y lo enredan cosa mala. Necesitáis silicona. Esto se aplica también al champú de Lush elaborado a base de sal, que es mi favorito del mundo mundial para mi pelo biológico (con una buena mascarilla de medios a puntas, eso sí).

2) NO uséis champú para bebé. En contra del imaginario colectivo sobre champú de bebé = super suave, ¡es todo lo contrario! Están formulados para ir disolviendo la costra láctea, afinan y resecan el pelo.
3) NO uséis champús de tratamiento para cuero cabelludo, esto es: antigrasa, anticaspa, anticaída. Los de tratamiento fortalecedor, aunque esté orientado al pelo, tampoco son buenos.
4) NO uséis champú con exfoliante. Obvio.

5) Evitad los champús de farmacia que no contengan siliconas. Los sulfatos y los parabenos son prescindibles, más que nada porque los parciales, las prótesis capilares y las pelucas no tienen glándulas sebáceas, así que no hace falta. Silicona sí. Silicona a raudales. ¡Silicona para todos!
6) Evitad los champús específicos para dar brillo. El brillo, en el pelo biológico, es deseado y bonito, ¡es salud! Como es lógico, mucha gente se agobia sobremanera si su pelo postizo llama la atención precisamente por esos destellos luminosos. Lo prefieren opaco y mate. Recuerdo cómo una clienta me echó la bronca de mi vida porque le brillaba el pelo. Le pregunté qué productos usaba y me dijo no sé qué Panten Ultrabrillo Espejo. Se respondió a sí misma, pero me comí el rapapolvo por teléfono de todas maneras ;-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Popups Powered By : XYZScripts.com