Para ti, que eres hombre: ¿Cómo evitar la feminización debido a tomar finasteride? Ginecomastia, impotencia… ¡DIM!

Imagen: mepongoverde.es

Este es el primer post dirigido a mis lectores masculinos. Según las estadísticas (gracias a las cookies de sesión) escribo un blog sobre alopecia femenina pero más del 54% de los usuarios son HOMBRES. Así que, inauguro una tercera sección que iré alimentando de tiempo en tiempo. Además del post del viernes y de la serie mujeres extraordinarias, este se llamará: “Para ti, que eres hombre”. Una advertencia (sólo para las chicas, obvio): si estás dando el pecho, embarazada o crees que puedes estarlo, no tomes ningún bloqueador de estrógenos como este que voy a detallar a continuación.

Seguro que conocéis el caso de Angelina Jolie. Desde hace unos meses para acá se ha sometido a una doble mastectomía preventiva y también se ha extirpado trompas y ovarios. Haré exactamente lo mismo en cuanto reúna el dinero (aún estoy a tiempo, me quedan entre 11 y 16 años para completar todas las cirugías dentro del plazo que recomiendan los oncólogos). Ahora, con la mudanza, me he quedado tiesa (por cierto, compro muebles de segunda mano estilo provenzal o industrial, que estén en buen estado). Buscando alternativas naturales para ir tirando antes de pasar por quirófano, volví a tener contacto con el famoso DIM. Ya lo estuve tomando un tiempo, hará tres o cuatro años. Lo dejé. ¿Y por qué lo dejé? Pues porque las pelucas y prótesis capilares me cambiaron la vida 180º y simplemente dejé de obsesionarme por tomar cosas que tuvieran un efecto positivo en mi pelo biológico. Y además, aunque lo tomara, mi problema es autoinmune -no hormonal- así que, respecto al pelo, estaría en las mismas.

¿Qué es el DIM? Un fitoquímico. Se trata de un metabolito natural que se extrae de las crucíferas, como por ejemplo de las coles de bruselas, del brócoli, del repollo, de la lombarda, de la col china, del nabo… Además de aportar vitamina K, ácido fólico y hierro tienen otra particularidad: en estudios clínicos, el DIM se ha demostrado que
conduce a la formación preferencial de los metabolitos de estrógenos que
se relacionan con el endometrio y el tejido del cuello uterino.

¿Y qué tiene que ver el tejido del cuello uterino con los chicos o señores que toman finasteride para la alopecia de tipo androgenético, y que además me leen? Pues absolutamente nada, pero sí lo siguiente:

Uno de los efectos secundarios más habituales de tomar finasteride, debido al incremento de la testosterona libre y la reducción de la DHT (en casi un 70%) es que el cuerpo masculino, para compensarlo, aumentan los niveles de estrógenos. En consecuencia, muchos hombres experimentan ginecomastia (se les desarrolla el pecho), tienden a acumular más grasa aunque se machaquen en el gimnasio, padecen sensibilidad en los pezones (dice mi novio que para evitar el roce de la camiseta al correr, lo ideal es ponerse tiritas jejeje), baja apetencia sexual e incluso impotencia o ser incapaces de mantener las erecciones igual que antes (comunmente conocido como gatillazo). Esto no sucede de inmediato, sino por el efecto acumulativo del fármaco: pasados meses o años. Eso sí, si lo dejas de tomar, ya sabes que perderás pelo. 

En muchas páginas relacionadas con el mundo fitness lo advierten. Por ejemplo, en el foro de esta web de Musclecoop. Uno de sus usarios, Josearrow, explica que él toma 1mg de finasteride cada 3 días: “Ahora que he estado haciendo definición, desde que empecé con el uso de
finas, al cabo de un par de años, empiezan los efectos típicos, como esa
panceta que se te queda en la tripa, y que no hay cojones a quitarse. La verdad es que me está yendo bien, y me veo más seco desde que lo estoy tomando. Aqui os dejo un articulo del gran Charles Poliquin, respecto al DIM”.

Josearrow menciona al canadiense Charles Poliquin, un entrenador de deportistas de élite muy famoso. En Wikipedia podéis leer más sobre su trabajo: http://en.wikipedia.org/wiki/Charles_Poliquin

No he encontrado el artículo original de Poliquin sobre tomar cápsulas de DIM, sólo lo que el usuario Josearrow compartió en Muscleloop hace algunos años:

¿Qué es exactamente el DIM?
Los indoles de plantas, también conocidos como glucosinolatos, se
encuentran en los vegetales cruciferosos y propician grandes beneficios
para la salud humana. Los vegetales cruciferosos son conocidos por sus
múltiples roles para la protección contra el cáncer. Dos de los indoles
que proveen los vegetales cruciferosos son I3C (indol 3 carbinol) y DIM
(diindolilmetano).

El DIM no está presente naturalmente en estas plantas. Este es liberado
con la ayuda de enzimas por la trituración de brócoli, coliflor, repollo o coles de Bruselas, o bien durante la digestión humana.

El ácido del estomago o HCl también puede ayudar a la unión de dos
indoles 3 carbinoles para hacer diindolilmetano. Un faltante de HCl
puede entorpecer su habilidad de producir DIM desde el I3C. Si usted
tiene deficiencia de ácido en el estómago, deshacerse de la grasa de las piernas y caderas puede ser un
problema.

Básicamente el DIM es dos moléculas de I3C combinadas. El I3C en una
cápsula, no es estable porque es sensible a la luz, calor y humedad. El
I3C es irritante para el estómago. La investigación nos dice que puede
tener efectos secundarios en dosis diarias superiores a 300 mg tales
como mareo e inestabilidad al andar, lo cual se puede deber a la
toxicidad del sistema nervioso. Un estudio muestra evidencia de que el
90% del IC3 consumido oralmente se convierte en otros componentes que
podrían causar los efectos secundarios descritos anteriormente. Un
componente del I3C se convierte en ICZ, o indololcarbizol. Este
componente causa daños en el DNA. Estudios a cerca del DIM muestran que
no hay toxicidad incluso cuando se triplica la dosis en humanos.

¿El DIM es difícil de absorber?

  • Debido a su estructura
    cristalina, la absorción oral del DIM en cápsulas es mínima, similar al
    CoQ10. La absorción del DIM puede ser altamente aumentada
    emulsificandola con lecitina en aceite de fibra de arroz, incluyendo
    componentes que lo mantienen como solución tal como la cera de abejas y
    finalmente adicionando nutrientes solubles en grasa que incrementan la
    absorción a través de la pared intestinal.
  • Como tomar DIM
  • Los Pacientes pueden esperar obtener resultados
    terapéuticos. La dosis recomendada es de 1 a 2
    cápsulas de gel al día, tomándolas al desayuno o la cena.

Qué hace el DIM en el cuerpo que lo hace beneficioso para la salud?
Se ha sugerido que un bajo nivel de los metabolitos 2-hidroxiestrógeno
(2-OHE) y un alto nivel de 16 alpha-hidroxiestrona (16 alpha-OHE1) está
asociado con un incremento del riesgo de cáncer de seno. El DIM aumenta
la hidroxiestrona y por lo tanto, mejora la relación 2/16 de
hidroxiestrona, haciendo este producto altamente protector para las
mujeres que se encuentran en alto riesgo de contraer esta enfermedad.

Estudios hechos por Bradlow dicen que el DIM también reduce la capacidad
de la 4-androstenediona para aromatización en estrona. Bradlow concluye
que el DIM es más potente que el I3C como protector de el carcinoma
mamario debido al decrecimiento de la formación de 16 alpha-
hidroxiestrona desde la estrona.(6)

¿Existen estudios que justifiquen el uso de I3C para la prevención del Cáncer, así como el Cáncer de Seno?
Existen estudios positivos en suplementacion de I3C porque han buscado
en parámetros limitados tales como el mejoramiento de la razón 2/16 de
hidroxiestrona. Cuando buscamos más ampliamente, el I3C aumenta el
4-hidroxi estrógeno con el potencial de agravar el cáncer de seno,
endometrio y prostático.

El I3C aumenta la producción de 4-hidroxi estrogeno tanto en animales
como en humanos. (8) El DIM no lo hace. Tanto los 4-hidroxi estrogenos y
como el CYP1B1, el único CYP fuente de 4-hidroxi estrogenos, han sido
implicados en la causa de cáncer de seno y próstata en humanos. Los
4-hiroxi estrogenos y el CYP1B1 también se asocian como causantes del
crecimiento de tumores uterinos fibrosos y endometriosis.

Investigadores del Departmento de Patología del Sasaki Institute de
Tokio, Japón, concluyeron lo siguiente: “Estos resultados sugieren que
la inducción de la familia CYP 1 en el higado y la modulación secuencial
del metabolismo de los estrógenos para incrementar el 4HE, podría jugar
un papel crucial al promover los efectos del I3C dietario en el
desarrollo del adenocarcinoma endometrial.”

¿Los hombres deberían tomar DIM?
Los hombres que desean prevenir el cáncer de próstata y aquellos que
poseen historia de cáncer prostática
en su familla, deberían tomar DIM.
Los hombres que tienen problemas con aromatización de testosterona
también obtendrán beneficios usando este producto.

¿Cuál es el rol del DIM en el Biosignature?
Si la puntuación de sus femorales y cuadriceps tienen una relación
elevada con respecto al nivel de referencia del tríceps, el DIM ayudará a
reducir estos niveles. Recientemente tuve un equipo Nacional de
halterofilia femenino quienes redujeron su nivel de grasa corporal
significativamente por incluir DIM a su protocolo de suplementos. El
DIM es el suplemento favorito de las competidoras físicas ya que ayuda a
que sus piernas se vean sin grasa.

Los hombres que tienen niveles elevados en el pliegue del pectoral en
relación con el pliegue del tríceps, también se verán beneficiados con
el uso de DIM. 


 
¿Dónde encontrar DIM? Hace unos tres o cuatro años me pateé como 20 ó 25 herbolarios de Madrid y no tuve suerte. También pregunté en Cofarma y en Cofares. Tampoco lo distribuían (en realidad nunca habían oído hablar de ese compuesto). Así que, finalmente lo compré en un herbolario online con origen estadounidense que distribuye en Europa desde Luxemburgo, algo así como iHerb: Supersmart.

He visto que por fin se vende en España, pero online. Aquí tenéis varias opciones:

Masmusculo: https://www.masmusculo.com/es/dim-100mg-120-tabs-3691.html?gclid=Cj0KEQjwxd6oBRCRoMrWmLOCvI4BEiQAYyZdkYJXJZZYfNONH6LALeudoVUKP7SV1c31d3q0sEKQCpYaAkWo8P8HAQ

Natravita: http://natravita.es/dim-diindolilmetano/

Nutrivictoria.com: http://www.nutrivictoria.com/comprar.php?recordID=estro-dim-scitec-nutrition-100-capsulas

Lomasnatural.es: http://lomasnatural.net/es/home/15-dim-plus-nature.html

Si os surge alguna duda, consultad con un urólogo o con un endocrino.

¿Vas a teñir tu parcial o tu peluca de pelo natural de rubio? Aviso a navegantes :)

Normalmente no escribo posts técnicos por dos motivos: el principal, pereza. Cuestan más trabajo que hablar de mi vida. Y el segundo motivo: son un peligro. Debería colgar el cartel que salía en episodos del Correcaminos: “No tratéis de hacer esto en vuestra casa, niñas”. Mucha gente, aún siguiendo las instrucciones DIY paso a paso la ha liado pero bien parda (yo misma incluída). Y al final, eso que te ahorras en no llevarlo a la pelu (igual 15 ó 20 euros, porque el tinte para aplicar en casa que yo sepa no te lo regalan), si sale bien ¡éxito! ¿Y si sale mal? A lo mejor tienes que adquirir otra pieza nueva…

Tres clientas me han comentado lo mismo. Han tratado de teñir en casa sus pelucas de pelo virgen (tono chocolate cobre) y ha quedado caoba. El resultado les parecía sorprendente y contradictorio a partes iguales, pues habían aplicado tintes rubios muy claros. ¿Por qué lo hicieron de este modo? Pues una de ellas me comenta que había seguido unos consejos online respecto a teñir su peluca de pelo natural:  primero de todo, aplicar aceite en la base de tul. Y que comprara la cajita de tinte en un supermercado. Es decir, un producto cosmético orientado a chicas o señoras -no a profesionales del sector- que lo aplican tranquilamente en su casa. Igual soy tremendamente negativa y aguafiestas pero creo que el tinte de uso doméstico (L’Oreal, Wella, Garnier…) no está específicamente diseñado para prótesis capilares ni pelucas. ¿Es que existe una gama de tintes formulados exclusivamente para posticería? No. Al menos, lo desconozco. La base de mercado es realmente limitada.

Entonces, ¿cómo se tiñen las prótesis o las pelucas en los centros capilares? Se utilizan tintes cosméticos, sí, y en función de los resultados que la persona desea alcanzar o lo que permita el tono base de cada pieza (majomeno) por experiencia documentada, se sabe de antemano qué o cuántos pigmentos mezclar, y el % de peróxido (aka líquido revelador o agua oxigenada) que hay que usar en cada caso para que la reacción química alcance el color deseado (o al menos, el más cercano). El peróxido abre la cutícula y la oxida (decolora para dejarla lo más clara posible, como un lienzo), inmediatamente el pigmento se deposita y el amoníaco lo fija  (a más % de amoníaco dentro del marco permitido por la legislación cosmética, más cobertura y duración tendrá ese tinte).  También hay tintes que no contienen amoníaco (Farmatint y Olia por ej). Y también otros que no llevan peróxido sino metales (ojo con la henna, a veces no es tan natural como parece).

La verdad es que mi respuesta fue poco meditada y espontánea, lo reconozco: “O te están trolleando (tomando el pelo, literalmente) o bien es una persona que te da un consejo por ayudar pero sin ninguna cualificación profesional, como si yo me pongo a explicarte la fusión fría”. Y es que, de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno :-)

Esta chica en concreto, al igual que las otras dos chicas que decidieron teñirla del mismo modo, deseaba que su peluca fuera de color castaño claro ceniza (nada de cobre), partiendo de un castaño con reflejos chocolate (pelo indio, no europeo). Los pasos a seguir fueron contraproducentes por estas razones:

1) Aceite en la base. En pelucas o prótesis capilares anudadas a tul, para evitar que se manche su efecto cuero cabelludo (raya), es recomendable proteger la zona de antemano. Lo ideal es aplicar gomina, que al secarse crea barrera (la gomina es un polímero). Hay personas que no tienen paciencia y echan crema corporal. Bueno, vale, aceptamos barco. No es lo mejor para los nudos, pero normalmente lleva glicerina o silicona que lo protege más del tinte. El aceite, aparte de que puede deslizar nudos, crea una capa impermeable al agua (lógico), pero resulta que el tinte es oleosoluble. ¿Y por qué los hacen oleosolubles? Pues porque muchas señoras tienen grasa en la raíz y aún así van a la peluquería a retocarse el color. Si la seborrea repeliera el tinte, no sería para nada efectivo en esa zona (mucha gente va exclusivamente a teñirse las raíces). Eso sí, antes de teñir, se cepilla la cabeza de la clienta de manera concienzuda para retirar los posibles restos de lacas, espumas o gominas, que sí son polímeros y sí lo bloquean. Por tanto, quizá no suceda, pero tienes bastantes papeletas de, al echar aceite, que tiñas tanto el pelo como la base (aunque no es lo mismo el pigmento rojo que el negro o el amarillo, esto influye también).

2) Comprar un tinte en el supermercado. ¿Los tintes de supermercado son malos? NO. Simplemente son limitados. Cuando abres la cajita verás dos cosas. Un tubo tipo pasta de dientes en el que está el pigmento (el color) y otro recipiente con un líquido (el peróxido). Se mezclan en la proporción que te marca el fabricante (no la que tú eliges, porque obviamente no tienes por qué saber hacer mezclas) y te lo aplicas el tiempo orientativo que especifica la cajita. Os lo explico con un ejemplo: es como pretender que un pintor de óleos prescinda de su paleta de mezclas y se limite a los colores predeterminados de rotuladores carioca.

Como yo sé más por vieja que por diabla, cuando me ha tocado teñirme con estos productos no lo hago en su frasco original sino con bol y paletina: así puedo cambiar las proporciones a mi antojo. ¿Por qué? Pues porque muchas veces te compras un 6 en el súper pero ¡oh! ¡Cielos! Terminas con el pelo más negro que el sobaco de un grillo. Ce n’est pas possible! ¡Si un seis, según la modelo tan guapi de la caja es un castaño dorado! Porque contiene menos peróxido y probablemente al 20%. Lo que te estás poniendo es pigmento concentrado puro y duro. Al cabo de unos cuantos lavados se aclara (“escupe”). De hecho, en la mayoría de marcas, ya lo advierten en su caja: “Ante la duda, la más tetuda elige el tono más claro”.

¿Y cómo me apaño yo en mi casa? Emulsiono el pigmento con agua y aplico peróxido mitad – mitad. Pero insisto: no lo hagáis vosotras solas si tenéis mucho que perder en el intento. Es decir, yo la prótesis ni la toco porque ya es de color castaño claro natural. Y si me paso o me quedo corta a la hora de igualar el tono de mi pelo biológico, para mí ya no es ningún drama. Eso sí, tampoco es que mi color biológico sea negro como el carbón y la prótesis sea rubio caramelo. Llevo colores que, tonalidad arriba tonalidad abajo, se combinan bastante bien sin necesidad de emplearme a fondo con los tintes. Esto también es importante a la hora de elegir posticería, ¿qué quieres y cómo piensas igualar, eventualmente, la diferencia?

“Si lo quieres aclarar, en lugar de dejarlo 30 minutos que dice la caja, lo dejas 50″ (esto también lo he leído por internet y he flipado en colores). Lo puedes dejar 90 minutos si te parece, el resultado va a ser el mismo. Insisto: los tintes de supermercado son productos de uso doméstico que están al alcance de niñas de 15 años que quieren ser rubias, o de ancianas de 99 que pueden tener lapsus de memoria. Si el efecto fuera acumulativo estarían los hospitales llenos de señoras calvas con quemaduras en la cabeza.

Una de las chicas aplicó un rubio matiz ceniza (x.1) lo cual está muy bien pensado, pero el resultado aún siguiendo esas instrucciones al pie de la letra, había sido un castaño caoba. ¿Por qué? Pues porque no lo ha oxidado lo suficiente, no lo ha matizado después y la melanina del pelo indoasiático siempre tira a naranja. El pigmento fijado está muy concentrado e inteso. Con el uso, el sol y los lavados por supuesto se va a ir aclarando más y más, pero no tirará a rubio Vikings precisamente, sino a cobrizo Outlander.

¿Solución? Complicado. Ya no partimos de un tono virgen para preparar la mezcla en base a nuestros cálculos, sino que estamos hablando de una coloración tono sobre tono. Hay pigmento ya depositado que tenemos que o bien cubrir, o bien revertir. Al retirarlo nos quedamos con una melanina sí o sí anaranjada por la oxidación a medio gas anterior. Hay dos opciones: resignarnos a ir caoba y luego cobrizo claro una temporada, o bien aplicar en peluquería dos o tres procesos más en los que, sí o sí, va a haber peróxido y amoníaco de por medio. El pelo sufrirá, pero probablemente el resultado sea más de nuestro agrado. Por suerte hay productos cosméticos suavizantes a base de aceite, queratina y silicona: ¡mano de santo!

El post del viernes: intolerancia a la lactosa

Esta mañana iba conduciendo mi tartana biplaza cuando se me ha cruzado el autobús 66. Hasta aquí todo normal, pero me he quedado ojiplática cuando he visto que en la parte trasera llevaba un vinilo-anuncio con la mierda del Whatsapp gigante. He alucinado pepinillos. Más adelante, en el semáforo, he tenido oportunidad de ver con mayor claridad de qué se trataba semejante reclamo. Era una campaña de prevención del cáncer de colon de la AECC bajo el eslogan: “Esta mierda puede salvarte la vida”.

La AECC, a través de esta genial iniciativa, informa a los madrileños de que un simple análisis de heces, si ya has cumplido 50, es clave para detectar anomalías, pues un diagnóstico precoz es muy importante. Las estadísticas reflejan 32.000 nuevos casos de cáncer de colon cada año en España.

Me encantan las campañas publicitarias transgresoras que consiguen llamar nuestra atención así, y por supuesto, que perdure el mensaje: un análisis de caca a tiempo te salva la vida.  Así que, gracias a la mierda de atasco que forma el semáforo mierdoso de la rotonda, he pensado que el tema a tratar hoy viernes en este blog va a ser escatológico: intolerancia a la lactosa.

No me ha pillado por sorpresa, pues ya tengo antecedentes en la familia. Desde hace cinco días he eliminado drásticamente la lactosa de mi dieta. Soy otra persona. Nunca me ha sentado excesivamente bien la leche, cosa que empeoró sobre los 25-26 años. Si me pasaba comiendo pizza, helado de crema o postres lácteos terminaba con dolor de cabeza. A veces realmente fuertes.  Pero estos últimos tres meses han sido tremendos, y eso que sólo tomaba, como máximo, tres cafés con leche al día (la cafeína es mi droja). ¿Síntomas? En el anuncio de leche sin lactosa de la tele de cualquier marca son tan finos como en los de compresas (nada que ver con la campaña explícita de la AECC,jejeje). Los publicistas y departamentos de marketing hablan de “pesadez” y de “molestias intestinales”. La realidad no es de color de rosa. Más bien es marrón. Gases, retortijones y rilarte. Aunque podía estar dos días sin ir al baño y al tercero no salir. Y los gases, de los que duelen, ese tipo de pincho traicionero con banda sonora blrblrblr de tripas incluido. Trabajando cara al público no es plan. Aguantar es todavía peor, por los dolores. Ya por la tarde, al echar el cierre, salía directamente a propulsión.

El lunes iba a ir al digestivo, con una vergüenza infinita. Pero, me acordé de mi padre y de mi abuelo y me dije: “Coño, hoy no me tomo café, no vaya a ser la lactosa”. Me preparé medio litro de té verde, que también contiene cafeína y además es antioxidante. Me deshinché literalmente. Martes y miércoles: café con leche de soja, que según mi opinión, sabe como el culo. Ayer, jueves, me llevé el tetrabrick de leche sin lactosa al bar. Me dejan hacer eso porque casualmente la camarera también es intolerante (sólo a la lactosa, ella es muy maja). Hoy, viernes, lo mismo. Pero sí es que cierto que noto ligero corrimiento de tripas, porque no es 100% sin lactosa, ojo, tiene entre un 1%- 2%. Así que, la solución en mi caso es: o de soja, o infusión. Leche de vaca 0% lactosa creo que no se puede (o al menos no lo he encontrado).

Ya me puedo ir despidiendo de pizzas, helados, bechamel, pan bimbo, queso fresco, sopas y purés de sobre, salsas, queso de untar, postres y otras 14.000 cosas que incluyen leche en sus ingredientes, así que, por la cuenta que me trae, tengo que leer muy bien las etiquetas de todo. ¿Alguna tenéis intolerancia a la lactosa? ¿Recomendaciones? ¿El queso fuerte muy curado qué tal?  ¿Leche de cabra u oveja? ¿Kefir?

La peluca de The Good Wife cuesta $10.000

No es una serie que me haya enganchado para nada, eso si, reconozco que es muy pero que muy buena. Paradojas de la vida no me emociona tanto como otras sí lo han hecho (Juego de Tronos, Dexter, Hannibal, TWD, Homeland..). Eso sí, hay una cosa que me fascina e hipnotiza: la peluca de Julianna Margulies, protagonista de The Good Wife. ¿Y por qué lleva peluca con ese pelazo negro y rizado que tiene, pensaréis? Pues precisamente para “anglosajonarse” (más adelante ella misma explica por qué). “Isn’t that a good wig?” Con este juego de palabras (intended pun) la ingeniosa actriz le preguntó a David Letterman, conductor de uno de los late shows más famosos de USA, sobre su peluca en la serie. “That’s fantastic”, respondió él. Y tanto que lo es, pues el presentador dio una cifra al azar sobre su precio: “Ten grand”. Efectivamente, Margulies asintió con la cabeza: la peluca de The Good Wife cuesta 10.000$.

La actriz tiene ascendencia judía, el cabello muy oscuro y ensortijado. En una entrevista concedida al programa de televisión “The Writers Room”, la propia Julianna lo explicaba así:

“Well, the main reason, honestly, was because I wanted her to have a
little bit of that WASPy look to her and I’m a Jew with curly hair”
.  No fue cosa de productora, dirección ni guionistas: era el toque personal que la propia actriz quería darle a su personaje. Entonces, alisar el pelo cada mañana antes del rodaje se convirtió en un suplicio.

 La peluca es, obviamente, de cabello europeo virgen :)  

En esta imagen podéis ver a una jovencísima Julianna junto a George Clooney en la serie Urgencias. ¡Qué pelazos los de ambos!

 

Fuentes

http://uk.eonline.com/news/542616/the-real-reason-why-julianna-margulies-wears-a-wig-on-the-good-wife-revealed-on-the-writers-room

Estoy mal porque se me cae el pelo: el victimismo como zona de confort

La alopecia femenina sí puede ser síntoma de que hay algo en nuestro organismo que no funciona bien, y en el futuro puede desarrollarse un problema de salud relevante. Pero en un alto % de las ocasiones tras valorar nuestro caso con un médico (importante consultar primero con médicos colegiados, no con centros de estética ni clínicas de ozono/masaje/laser) el diagnóstico cae como un jarro de agua fría, de acuerdo, pero sólo se trata de una condición estética con la que hay que bregar, es decir, aparte de la alopecia, no hay nada más problemático para nuestra salud (otra cosa es nuestra salud e higiene mental, tema del post).

Entonces, nos enfrentamos a un problema estético que afecta a nuestra imagen personal, y por tanto, mina nuestra autestima: hemos perdido sustancialmente el cabello, y para colmo, aparecen clareos, clapas de areata o raya más ancha de lo habitual. En otros casos se cae todo el pelo: vello corporal, pestañas y cejas. En otros casos no hay una gran evidencia de cara a los demás respecto a nuestra pérdida o falta de pelo, pero nosotras sí nos damos cuenta de que apenas unos meses atrás el grosor de la cola de caballo era casi como el brazo de un niño de cuatro años, pero ahora es apenas una coletilla raquítica.

Cuando perdemos algo en nuestra vida es lógico y normal pasar una temporada sufriendo por esta privación. Ya sea envejecer, un descenso en la posición social  (la pérdida de un status económico), el fin de una relación de pareja o de un estilo de vida, la muerte de un ser querido (especialmente esto es tremendamente doloroso) o la pérdida de nuestra imagen. Este tiempo se conoce coloquialmente como luto, y es necesario asimilar poco a poco la nueva situación, así como aceptarla para seguir adelante con nuestra vida (aceptación NO ES resignación). En el caso de perder el cabello, no es comparable a otras desgracias como una muerte cercana o una enfermedad / amputación que sí nos limite físicamente, pero si leéis este blog es porque la alopecia nos afecta en mayor o menor medida  (a veces, mucho).

Tratemos de poner las cosas en perspectiva. La alopecia femenina es un mazazo, máxime cuando en la sociedad actual el aspecto físico es un activo muy importante no sólo de cara a sentirnos bien con nuestra imagen, sino para no experimentar ningún tipo de traba o de rechazo social / laboral (alopecia + adolescencia es un cocktail horroroso). Por fortuna, existen soluciones: no estáis abandonadas a vuestra suerte o a convertiros en parias ni mucho menos. Hay soluciones farmacológicas y quirúrgicas que podéis valorar con un médico. Hay soluciones estéticas y cosméticas. Y también hay soluciones de apoyo y acompañamiento para que podáis controlar la angustia, aceptar la situación y volver a sentiros bien.

Muchas veces nuestra mente nos juega malas pasadas y, aunque sí exista un problema de pérdida de cabello, nos vemos mil veces peor que en la realidad. De hecho hace poco escribí un post sobre dismorfofobia y alopecia femenina que podéis leer si tenéis tiempo.

Cuando pasan semanas, meses, AÑOS y seguimos atrapadas en un bucle sin salida, convertimos el victimismo en nuestra manera de gestionar problemas y arrastramos de manera inconsciente (porque nos sentimos mal, frustradas, furiosas y angustiadas) a nuestro entorno: pareja, familiares, amigos e hijos. Lo pagamos con ellos y les hacemos, en parte, responsables de nuestro sufrimiento. Como nadie tiene una varita mágica que revierta al 100% el problema (ojalá), creemos que siempre tenemos el derecho a patalear: desahogarse y lamentarse es natural, pero no podemos convertirlo en nuestro modo de vida porque lo contamina absolutamente todo. Es aquí cuando caemos en el victimismo como zona de confort.

¿Qué es la zona de confort? En el ámbito del coaching, define la situación de las personas que renuncian a tomar inciativas para gobernar sus propias vidas. Abandonarse a lo cómodo: Qué asco de vida, se me cae el pelo, no salgo de mi casa y que me aguanten (en realidad significa esto literlamente: que me lo consientan todo porque YO estoy mal, y me importa un carajo cómo se sientan los demás porque MI pelo y YO somos algo absolutamente prioritario).

¿Cómo podemos salir de este bucle insano? Es necesario aplicarse un poco de autocrítica y de esforzarnso por abrir la mente. Pero también podemos buscar ayuda profesional: psicólogos, psiquiatras (si hemos llegado a un punto de necesitar medicación) y también grupos de apoyo. En otras ocasiones he hablado de un proyecto personal de principios de año, Psicoestética, que está funcionando muy bien porque nos hemos especializado en alopecia femeninas.

En cualquier caso, da igual que optes por terapia psicológica, psiquiátrica o soporte en grupos de apoyo de esta índole, lo que necesitas es un empujón para tomar de nuevo las riendas de tu vida, aceptar la nueva situación, superarla y ser feliz :) ¿O es que no te mereces volver a ser feliz?

Fuente memes: http://desmotivaciones.es/

¡Triunfa el pelo largo suelto en la alfombra roja de los Oscar!

En la moda, belleza, salud, todo son tendencias… Y que mejor indicador en el cabello que los premios Oscar. Se juntan todas las estrellas con sus mejores galas y mejor aspecto dando una súper imagen al mundo. La repercusión que tiene el acontecimiento a todos los niveles es muy fuerte.

tendencias-cabello-oscar

Imagen cortesía de Hola

Los que no estamos invitados esperamos el momento con gran expectación. Por un lado las películas, las críticas y por supuesto los premios, pero no con menos importancia esperamos ver cómo van todos. Impresionante el desfile por la alfombra roja, todos tan guapos, los vestidos, las joyas, esos peinados y maquillajes. ¡Cuánta elegancia para la ocasión, nadie escatima en nada!

Analizamos al detalle lo que llevan las actrices más que los actores para ver que es lo más “cool” y aplicarlo en nuestra vida real.

Este año, con diferencia, han destacado las melenas largas, sueltas y cuidadas, está claro que se lleva el look natural. Hemos visto pelos lisos, con ondas, rizos, rayas en medio, al lado, semirecogidos y lo que predomina es la tendencia a llevar el cabello suelto.

Siempre se ha dicho que “presume el que puede…”, y es cierto. Para presumir de melena hay que cuidar a diario no sólo el pelo, también el cuero cabelludo.

¿Cortar o no el pelo?

Los comentarios que siempre dicen que para sanear el pelo hay que cortarlo no es cierto a no ser que lo tengas muy, muy castigado. Cuando te cortas el pelo tu código genético no cambia, y es quien determina el tipo de cabello que tienes, la textura y el grosor. Lo que sí es cierto, es que cuando cortas las puntas eliminas la parte más castigada y el pelo se ve con mejor aspecto, teniendo en cuenta que le das forma y facilitas su peinado.

Es recomendable que se haga con cierta frecuencia en función del pelo y la necesidad. Si tienes las puntas abiertas o estropeadas, ¡córtalas ya! Las puntas en mal estado hacen que el efecto se propague hacia arriba y pueden jugarte una mala pasada.

Si quieres estar a la última, ya sabes, sanea tus puntas y apuesta por la melena larga, sana y cuidada. Y como tod@s no podemos estar todos los días en la peluquería, en mi próximo post os hablaré de cómo con pequeños cuidados podemos llegar a tener las melenas que desfilan sobre la alfombra roja.


submit to Digg


submit to fresqui


submit to Delicous


submit to Meneame

RSS Feed

Posted in
Consejos para tener un pelo sano |
No Comments |
16 |

¿De dónde viene la palabra peluca? ¿De pelos? ¡NO!

El autor explica de manera magistral el curioso origen francés de “peluca” en la voz antigua perruquete (hoy se dice perroquét). En Francia significa “loro o periquito”. ¿Y qué tienen que ver los pájaros con una peluca? Estas aves se caracterizan por imitar la voz humana y ser muy charlatanes en algunas ocasiones. De hecho, en castellano solemos utilizar el término “cotorra” para describir a personas que hablan mucho y generalmente sin atender a razones o sin sentido: ¡hablar por hablar!

En la Francia del siglo XVIII tanto los aristócratas como los jueces y los políticos usaban peluca, y a estos últimos precisamente por sus largos discursos insulsos el pueblo les llamaba despectivamente “perruquets“, que significa algo así como “loritos”.
El termino “perruquet” se terminó asociando a todos los que llevaban este tipo de pelucas, y por tanto las pelucas pasaron a designarse también con la misma palabra “perruquet“. Este término se fue adaptando a la fonética de otras lenguas latinas. Por ejemplo, en catalán se decía “perruca”, en italiano “parruca”, y en portugués “peruca”

En el caso del castellano, al escuchar “perruca” se asoció directamente con “pelo” y por este motivo decimos peluca ¡porque en definitiva se trataba de pelo postizo!  Debido a este cambio semántico no nos esperamos que el verdadero origen de la palabra peluca provenga de loritos o de los periquitos, ¡nada que ver con el cabello!

Las mejores escenas de cortes de pelo del cine y series de televisión :) Vol I.

Sí, este post es un medio plagio, pero me han dado permiso jejeje. Es un breve repaso por las películas en las que sus actríces protagonistas se han cortado el pelo ante la cámara, generalmente en una sóla toma. A veces llevaban peluca (Jodie Foster, Kristen Dunst…) y en otras ocasiones es su pelo biológico, así que no podía haber ninguna toma falsa (Demi Moore, Anne Hathaway, Robbin Turney…).

Hay muchas más películas seguramente que voy a ir recopilando,  pero estas son las más famosas:

1) Jodie Foster en “Acusados” 1988.

En esta controvertida cinta del director Jonathan Kaplan, Jodie Foster interpreta a Sarah Tobias, una mujer que sufre una violación en grupo por una pandilla, sobre la máquina de pin ball de un bar. Esta película se basa en la historia real de Cheryl Araujo. En esta escena del espejo del baño, su melena rubia está “escondida” bajo un gorrito, y lo que lleva encima es una media peluca o prótesis capilar. Este es el resultado, un estilo Bowie-redneck-ochentero (peluca):

2) Kristen Dunst en “Entrevista con el vampiro” 1993.  

Para ser una de las primeras incursiones en el cine de la dulce novia de Spiderman, sus compañeros de reparto fueron Tom Cruise, Antonio Banderas y Brad Pitt, así que: NOT BAD. En esta película basada en la novela homónima de Anne Rice, Kristen encarna a Claudia: una sanguinaria vampiresa con un cuerpo biológico de niña de diez años (Lestat la convirtió posiblemente enferma de peste bubónica). En la secuencia, Claudia se da cuenta de que pasados setenta años no sólo no puede envejecer, sino que cuando se corta a trasquilones su preciosa melena rizada estilo Menina colonial, a los pocos segundos vuelve a crecerle: es una muñequita para toda la eternidad (con peluca, eso sí). Muy guapos todos ellos:

Imagen: fanpop.com

3) Robbin Turney en “Empire Records” 1995


Seguramente no os acordéis de esta película pues, aunque por esa época el denominado “cine independiente” estuviera ganando importancia, en España no se llegó ni a estrenar. Dirigida por Alan Molley, narra los entresijos de la industria discográfica. Rubbin Turney (más conocida seguramente por protagonizar “Jóvenes y Brujas” en 1996) sí se rapa la cabeza frente al espejo, y sí, es su cabeza biológica. De hecho para hacer el papel de wiccana adolescente lleva una peluca cobriza de pelo natural hecha a medida, como podéis leer en este otro post: Las pelucas y prótesis más anecdóticas del cine vol II.

4) Keri Russell en “Felicity” 1999.

Yo sí me acuerdo de esta serie que echaban los domingos por la tarde en Canal + (ahora Cuatro). Estaba estudiando secundaria (no sé si en segundo o tercero de la ESO) y la verdad que era muy lacónica para mi gusto (y para colmo la llaman Felicity, qué ironía). Su protagonista, interpretada por Keri Russell, el día de su graduación decide cambiar todos sus planes para perseguir (literalmente) a su amor platónico del instituto: se matricula en la misma universidad y se aloja en el mismo colegio mayor. O sea, lo que ahora viene siendo una stalker. Allí se da cuenta de que no todo el monte es orégano. Ni mucho menos orgasmo. Y sufre un tremendo desengaño amoroso + crisis de identidad (que cualquiera podía predecir desde el capítulo piloto, hasta yo con catorce años). Decide cortarse su impresionante melenón de rizos rubios, como el de la vampiresa Claudia. Muchos críticos de televisión advirtieron que su pelazo era todo un icono de las series dramáticas, y que al cortarlo tanto había perdido fuelle (bueno, en realidad si la primera temporada destacó por su languidez, la segunda ya no podía sorprender mucho más a la audiencia). ¿Os gustaba Felicity? Ahora podéis ver a Keri Russill en “The Americans”: Felicity pero con muchas pelucas (más ironía).


Antes y después: 

Fuente de la imagen: Mix 96.7 California

5) Anne Hathaway en “Los Miserables” 2012.


Tuve que leer “Los Miserables” totalmente obligada, pero me encantó. De hecho seguí con el gusanillo y compré “Nuestra Señora de París” (aka El Jorobado de Notre Dame) en la misma tienda de cómics y libros de segunda mano de la calle Jerónima Llorente (que ya no existe, lástima). Hay varias películas, obras teatrales y musicales (en España Jean Valjean es Daniel Diges en el musical, y lo borda).
Para las que no conozcáis la historia, el papel de Anne Hathaway es el de Fantine, una joven a la que su novio deja embarazada y luego no quiere saber nada de ella. Para sacar a su hija adelante -llamada Cosette- tiene que prostituirse, vender sus dientes y su pelo. En el gif podéis ver cómo se lo están cortando, y se trata de su melena bilógica. De hecho este papel le sirvió a Hathaway (“Princesa por sorpresa”, “El diablo se viste de Prada”) para ganar el Oscar de la Academia como mejor actriz.

6) Lena Dunham en “Girls” 2013

“Girls” es de las típicas series que todo el mundo me recomendaba pero que por alguna extraña razón no empecé a ver porque creía que “Bah, tiene que ser la típica serie de jóvenes como Friends, HIMYM y todas esas”. ERROR. Le di una oportunidad al capítulo piloto y me acabé la primera temporada en menos de una semana (a razón de uno o dos capítulos cada noche, son de 20-25 min). El guión es tan inteligente que simplemente no podía parar. Ahora estoy pendiente de empezar la segunda temporada (van por la cuarta).

Lena Dunham es Hannah, la protagonista. Al final de la segunda temporada decide cortarse el pelo ella misma “por ahorrar dinerito”, y se inspira en el estilo tipo Juana de Arco. Los trasquilones, sí, son reales:

7) Demi Moore en “La Teniente O’Neill” (Ridley Scott 1997).

He dejado la más obvia para el final, pues, a cualquiera que le preguntes sobre escenas de cine en las que una actriz se corta el pelo, Demi Moore pasándose la máquinilla es la primera que te va a venir a la cabeza, ni Robbin Turney ni mucho menos Kristen Dunst.

Moore es Jordan O’Neill, una mujer muy centrada en su carrera como oficial de la marina que por la presión de una senadora de los Estados Unidos, decide participar en un pelotón de élite que va a ser duramente entrenado para operaciones militares en Oriente Medio ( U.S. Navy Combined Reconnaissance Team).
Al ser la única mujer del equipo, el acoso laboral por parte de sus compañeros masculinos es a muerte (casi), pero ella tiene unos ovarios sustancialmente más gordos y no sólo lo consigue, sino que se gana el respeto de los otros reclutas siendo una más del regimiento. La escena del corte de pelo es una pieza clave en su metamorfosis de mariposa a escorpión letal.

Como curiosidades, el título original de la película es “G.I. Jane”, algo así como G.I. Joe pero feminizado. Demi Moore fue nominada y premiada en los Razzies como peor actriz en 1998.

Fuentes:
 http://www.free-style.es/blog/346-las-7-mejores-escenas-de-cortes-de-pelo-en-el-cine-y-tv-actual
Fuentes Gifs: Buzzfeed.com y Assets.journal.com
IMDB, Wikipedia. Fanpop.com. Mix97.6. California.

Las mejores escenas de cortes de pelo del cine y series de televisión :) Vol I.

Sí, este post es un medio plagio, pero me han dado permiso jejeje. Es un breve repaso por las películas en las que sus actríces protagonistas se han cortado el pelo ante la cámara, generalmente en una sóla toma. A veces llevaban peluca (Jodie Foster, Kristen Dunst…) y en otras ocasiones es su pelo biológico, así que no podía haber ninguna toma falsa (Demi Moore, Anne Hathaway, Robbin Turney…).

Hay muchas más películas seguramente que voy a ir recopilando,  pero estas son las más famosas:

1) Jodie Foster en “Acusados” 1988.

En esta controvertida cinta del director Jonathan Kaplan, Jodie Foster interpreta a Sarah Tobias, una mujer que sufre una violación en grupo por una pandilla, sobre la máquina de pin ball de un bar. Esta película se basa en la historia real de Cheryl Araujo. En esta escena del espejo del baño, su melena rubia está “escondida” bajo un gorrito, y lo que lleva encima es una media peluca o prótesis capilar. Este es el resultado, un estilo Bowie-redneck-ochentero (peluca):

2) Kristen Dunst en “Entrevista con el vampiro” 1993.  

Para ser una de las primeras incursiones en el cine de la dulce novia de Spiderman, sus compañeros de reparto fueron Tom Cruise, Antonio Banderas y Brad Pitt, así que: NOT BAD. En esta película basada en la novela homónima de Anne Rice, Kristen encarna a Claudia: una sanguinaria vampiresa con un cuerpo biológico de niña de diez años (Lestat la convirtió posiblemente enferma de peste bubónica). En la secuencia, Claudia se da cuenta de que pasados setenta años no sólo no puede envejecer, sino que cuando se corta a trasquilones su preciosa melena rizada estilo Menina colonial, a los pocos segundos vuelve a crecerle: es una muñequita para toda la eternidad (con peluca, eso sí). Muy guapos todos ellos:

Imagen: fanpop.com

3) Robbin Turney en “Empire Records” 1995


Seguramente no os acordéis de esta película pues, aunque por esa época el denominado “cine independiente” estuviera ganando importancia, en España no se llegó ni a estrenar. Dirigida por Alan Molley, narra los entresijos de la industria discográfica. Rubbin Turney (más conocida seguramente por protagonizar “Jóvenes y Brujas” en 1996) sí se rapa la cabeza frente al espejo, y sí, es su cabeza biológica. De hecho para hacer el papel de wiccana adolescente lleva una peluca cobriza de pelo natural hecha a medida, como podéis leer en este post: Las pelucas y prótesis más anecdóticas del cine vol II.

4) Keri Russell en “Felicity” 1999.

Yo sí me acuerdo de esta serie que echaban los domingos por la tarde en Canal + (ahora Cuatro). Estaba estudiando secundaria (no sé si en segundo o tercero de la ESO) y la verdad que era muy lacónica para mi gusto (y para colmo la llaman Felicity, qué ironía). Su protagonista, interpretada por Keri Russell, el día de su graduación decide cambiar todos sus planes para perseguir (literalmente) a su amor platónico del instituto: se matricula en la misma universidad y se aloja en el mismo colegio mayor. O sea, lo que ahora viene siendo una stalker. Allí se da cuenta de que no todo el monte es orégano. Ni mucho menos orgasmo. Y sufre un tremendo desengaño amoroso + crisis de identidad (que cualquiera podía predecir desde el capítulo piloto, hasta yo con catorce años). Decide cortarse su impresionante melenón de rizos rubios, como el de la vampiresa Claudia. Muchos críticos de televisión advirtieron que su pelazo era todo un icono de las series dramáticas, y que al cortarlo tanto había perdido fuelle (bueno, en realidad si la primera temporada destacó por su languidez, la segunda ya no podía sorprender mucho más a la audiencia). ¿Os gustaba Felicity? Ahora podéis ver a Keri Russill en “The Americans”: Felicity pero con muchas pelucas (más ironía).


Antes y después: 

Fuente de la imagen: Mix 96.7 California

5) Anne Hathaway en “Los Miserables” 2012.


Tuve que leer “Los Miserables” totalmente obligada, pero me encantó. De hecho seguí con el gusanillo y compré “Nuestra Señora de París” (aka El Jorobado de Notre Dame) en la misma tienda de cómics y libros de segunda mano de la calle Jerónima Llorente (que ya no existe, lástima). Hay varias películas, obras teatrales y musicales (en España Jean Valjean es Daniel Diges en el musical, y lo borda).
Para las que no conozcáis la historia, el papel de Anne Hathaway es el de Fantine, una joven a la que su novio deja embarazada y luego no quiere saber nada de ella. Para sacar a su hija adelante -llamada Cosette- tiene que prostituirse, vender sus dientes y su pelo. En el gif podéis ver cómo se lo están cortando, y se trata de su melena bilógica. De hecho este papel le sirvió a Hathaway (“Princesa por sorpresa”, “El diablo se viste de Prada”) para ganar el Oscar de la Academia como mejor actriz.

6) Lena Dunham en “Girls” 2013

“Girls” es de las típicas series que todo el mundo me recomendaba pero que por alguna extraña razón no empecé a ver porque creía que “Bah, tiene que ser la típica serie de jóvenes como Friends, HIMYM y todas esas”. ERROR. Le di una oportunidad al capítulo piloto y me acabé la primera temporada en menos de una semana (a razón de uno o dos capítulos cada noche, son de 20-25 min). El guión es tan inteligente que simplemente no podía parar. Ahora estoy pendiente de empezar la segunda temporada (van por la cuarta).

Lena Dunham es Hannah, la protagonista. Al final de la segunda temporada decide cortarse el pelo ella misma “por ahorrar dinerito”, y se inspira en el estilo tipo Juana de Arco. Los trasquilones, sí, son reales:

7) Demi Moore en “La Teniente O’Neill” (Ridley Scott 1997).

He dejado la más obvia para el final, pues, a cualquiera que le preguntes sobre escenas de cine en las que una actriz se corta el pelo, Demi Moore pasándose la máquinilla es la primera que te va a venir a la cabeza, ni Robbin Turney ni mucho menos Kristen Dunst.

Moore es Jordan O’Neill, una mujer muy centrada en su carrera como oficial de la marina que por la presión de una senadora de los Estados Unidos, decide participar en un pelotón de élite que va a ser duramente entrenado para operaciones militares en Oriente Medio ( U.S. Navy Combined Reconnaissance Team).
Al ser la única mujer del equipo, el acoso laboral por parte de sus compañeros masculinos es a muerte (casi), pero ella tiene unos ovarios sustancialmente más gordos y no sólo lo consigue, sino que se gana el respeto de los otros reclutas siendo una más del regimiento. La escena del corte de pelo es una pieza clave en su metamorfosis de mariposa a escorpión letal.

Como curiosidades, el título original de la película es “G.I. Jane”, algo así como G.I. Joe pero feminizado. Demi Moore fue nominada y premiada en los Razzies como peor actriz en 1998.

Fuentes:
 http://www.free-style.es/blog/346-las-7-mejores-escenas-de-cortes-de-pelo-en-el-cine-y-tv-actual
Fuentes Gifs: Buzzfeed.com y Assets.journal.com
IMDB, Wikipedia. Fanpop.com. Mix97.6. California.

El post del viernes: weloversize!

Aunque el post del viernes es uno de los artículos que más me divierten, este viernes no tengo mucho tiempo material por un tema familiar. Así que me voy a limitar a recomendaros un sitio web femenino muy diferente a lo que estamos acostumbradas, es decir, diametralmente opuesto a los cánones de las publicaciones digitales femeninas: www.weloversize.es  Aunque originalmente va dirigido a chicas entradita en carnes (y yo técnicamente lo soy porque tengo un sobrepeso oficial de 5kg por encima de mi rango saludable, y aunque son 5kg de deliciosa felicidad es contraproducente y pienso perderlos este año) los artículos son muy intersantes, así como divertidos. Lo pueden leer gordis, flaquis y chicos.

Una de las editoras fue compañera mía en la Universidad, los temas son muy variados y divertidos, ¡echad un vistazo porque os vais a enganchar!  www.weloversize.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Popups Powered By : XYZScripts.com